El poder creador de las palabras

 El sabio Rabí Moisés ben Maimón "Maimónides" (1135 Córdoba -1204 El Cairo), en su Guía de Perplejos, explica que las palabras que se usan en la biblia para "imagen y semejanza" no son palabras que se usen para la forma física o material, sino para lo intelectual, lo cual significa que Dios hizo a los hombres a su "imagen y semejanza" porque les dio la capacidad de crear con sus mentes y por lo tanto con sus palabras o imaginación.
Las palabras tienen poder creador. 
Photo @chicosanchez
La Creación

El Génesis de la Biblia, en su capítulo Dios ordena el universo dice:
"En el principio, cuando Dios creó los cielos y la tierra todo era confusión y no había nada en la tierra. Las tinieblas cubrían los abismos mientras el espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas. Y dijo dios: «Haya luz», y hubo luz." (Génesis 1:4)


Viracocha, en Perú, fue un dios supremo que surgió de las aguas, que, igual que Dios en el Génesis, creó el cielo, la tierra, los hombres, los animales y la primera generación de gigantes que vivieron en la obscuridad. 

Dice el mito que Ticsi Wiracocha y sus dos hijos, partieron desde Titicaca por tres rutas diferentes, creando y destruyendo naciones, poniéndole nombres a las cosas, y transformando en piedra a las poblaciones.

Resulta interesante ver que, al igual que el dios bíblico, los dioses peruanos crearon el mundo poníendole nombre a las cosas y por lo tanto, también lo crearon con su palabra. 

Sobre el hecho de que la palabra sería creadora, podemos ver que crear y creer tienen el mismo presente. Yo creo. A los hijos de los seres vivos se les llama crías. 

El sabio Rabí Moisés ben Maimón "Maimónides" (1135 Córdoba -1204 El Cairo), en su Guía de Perplejos, explica que las palabras que se usan en la biblia para "imagen y semejanza" no son palabras que se usen para la forma física o material, sino para lo intelectual, lo cual significa que Dios hizo a los hombres a su "imagen y semejanza" porque les dio la capacidad de crear con sus mentes y por lo tanto con sus palabras o imaginación.

Es por esto que para los pueblos antiguos la palabra era sagrada y un trato podía validarse con la palabra, la cual nunca se debía romper.

El verbo

Juan 1 dice en el Nuevo Testamento: "En el principio era el verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios."

"Verbo" viene del latín "verbum" o "palabra". Por lo tanto, Dios es la Palabra, y en este caso concreto, verbum se puede referir también a la acción, al movimiento o a la realización de un hecho.

Para los antiguos la importancia no estaba en el sustantivo, en lo inerte, sino que el "verbo" o la "acción" era lo más importante.

Verbum viene de la raíz indoeuropea wer-6 que viene de vrata- (orden) en sánscrito, rhetor (orador) en griego y weriga- (llamar, convocar) en hitita. Lo cual quiere decir que "verbum" se podría traducir como "convocatoria o llamada al orden por el orador". Es por eso que el primer capítulo del Génesis se llama "Ordenando el universo". Porque la palabra ordena el caos.

Esta sabiduría de la Biblia también era conocida por los pueblos mesoamericanos y, por poner un ejemplo, el líder de los antiguos pueblos mexicas era considerado Tlatoani, que significa "el que tiene la palabra" o "el que habla".

Una prueba de estos orígenes comunes de las religiones estaría en tres palabras: teo-teotl-tao.

Teo, en griego, Teotl en náhuatl y Tao en chino. Las tres se refieren a lo sagrado, a Dios, o a la divinidad. Así tenemos teología, o estudio de Dios, o Teotihuacan, "lugar donde nacieron los dioses" o "lugar de los dioses", en náhuatl y Taoismo, que es una tradición religiosa que proviene de la India, y en la cual el Tao es una representación de Dios.

La buena vida

La ignorancia a la que han llevado a la humanidad las especializaciones ha hecho que haya personas que pueden pasar años estudiando un mismo tema sin compararlo con otro, y es por esto que muchas personas critican a las diferentes religiones sin el conocimiento de sus similitudes y sus más que probables relaciones.

Otro problema son los ataques sin base ni fundamento que se hacen de algunas religiones por intereses políticos. Ataques que se hacen aprovechando la ingorancia total que la mayoría de las personas tienen sobre la religión.

Un gran ejemplo es que, si encuentras a un crítico de la religión, por ejemplo cristiana o islámica, puedes tener total seguridad de que nunca leyó la Biblia o el Corán completa. Será un milagro que encuentres uno que lo haya leído, y aún menos que lo haya estudiado.

Y aquí entra de nuevo lo importante que era la palabra para los pueblos antiguos, ya que para hablar de algo, en la antiguedad la persona tenía que demostrar que sabía de un tema o tener un criterio basado en experiencias.

Hoy las personas hablan con un total desconocimiento de todo, simplemente repiten lo que escuchan o lo que les dicen en las universidades, la prensa, el internet o la televisión. Hoy la mayoría ya no son oradores, son repetidores.

La clave para encontrar la relación entre Grecia, la India y China podría estar en la palabra griega Zen. En griego "eu zen" significa "vida buena", y lo más interesante el que la palabra zen viene de zeus, que a su vez viene del indoeuropeo *dyeu- que significa "luz diurna". Dicho de otro modo: El Zen es la luz de Zeus, quién tiene los atributos del Sol que gobierna el cielo.

Probablemente fueron budistas de la India los que llevaron a China el estilo de vida griego "eu zen2".

La palabra Dios tiene la misma raiz que "zen", ya que ambas nacen de la palabra indoeuropea dyeu (zeus-deus-dios).
Bien decir

¿Influye lo que decimos y lo que nos dicen en nuestras vidas?¿Tendríamos que cuidar lo que decimos o pensamos? Mateo 15:18 dice: "Pero lo que sale de la boca proviene del corazón, y eso es lo que contamina al hombre." Por esto, los pueblos antiguos tenían muy en cuenta lo que se pronunciaba ya que, por ser decretos, se pensaba que lo que se decía afectaba a nuestro futuro.

Es de esta idea de donde nacen las dos expresiones "maldición" o "maldecir" y "bendición" o "bien decir". Cuando alguien habla con respeto, con amabilidad y con amor, crea un ambiente amable y bueno. Cuando alguien pierde el respeto, critíca o calumnia, está creando un ambiente nocivo.

En "Las enseñanzas de Don Juan", un libro en el cual Carlos Castaneda recopila una mezcla de tradiciones antiguas mesoamericanas y filosofías modernas de la nueva era, un "hombre de conocimiento" llamado Don Juan, explica que el arma del brujo son sus palabras y que con sus palabras puede afectar el mundo que le rodea.

El principio

El Tao te King del chino Lao Tse comienza con las palabras: "El Tao que puede nombrarse no es el Tao eterno. El nombre que puede nombrarse no es el nombre inmutable. La no existencia es el principio del cielo y de la tierra." 

Al igual que el Génesis, Lao Tse habla de un Dios eterno e inmutable, y además da a entender que lo que se puede nombrar, lo que ha sido creado con la palabra, no pertenece a este Dios. 

Esta idea de Lao Tse es basicamente la misma que expresa Jesucristo cuando dice que "su reino no es de este mundo" cuando le preguntan qué es la Verdad. Todo lo que puede ser pronunciado y nombrado, lo material es de este mundo y todo lo que no se puede nombrar o describir, es lo Eterno y es de otro mundo.

A una persona decente y honrada, en cuya palabra se puede confiar, se le dice que tiene "principios". Y estos principios son para el hinduismo el Dharma. 

En el Mahabharata de Viasa, uno de los libros que sirven como pilares al Hinduismo, sobre el Dharma se dice: "Jamás concebí a ningún pensamiento que fuera contra el Dharma. Todos los grandes reyes del pasado viven aún en la mente de los hombres debido a esta única razón: anduvieron el camino de la Verdad". 

Llama mucho la atención que Tao se traduce como "camino" y que en Juan 14:6 se dice: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí."

Sobre el Dharma, que también es un camino, se dice en el Mahabharata en forma de poema:

-¿Quién hace que el Sol se ponga?
-El Dharma hace que el Sol se ponga
-¿En quién está establecido el Sol?
-El Sol está establecido en la Verdad.

Y aquí podemos hacer varias observaciones muy interesantes. La primera es que en el hinduismo está el "dharma" y que la palabra "dar" viene de "dyeu"o "dios".  El "dharma" que es seguir el camino de la verdad y la vida, y su palabra opuesta es el "karma", que no es otra cosa que el precio que se paga por transgedir las leyes divinas.  

Estas dos leyes del dharma y el karma se reflejan también en las enseñanzas de Cristo cuando dice en Lucas 6:38 "Dad y se os dará" y en Mateo 13:12 dice "Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado." Es decir: Quién tiene buen corazón y sigue el dharma, dando a los demás, recibirá, pero quién no de, y no siga el dharma, lo perderá todo.

Jesús dice que es la "luz del mundo, la verdad y la vida", y de la misma forma el Mahabharata dice que el "dharma" es el Camino de la Verdad y el Sol está establecido en él. 

Si se tiene en cuenta que "dyeu" significa "luz diurna" y que gracias al sol muchos seres vivos podemos vivir y ver en las tinieblas. ¿Será la Verdad quizá un atributo que mezcla las dos cualidades del Sol? Por un lado la luz gracias a la que vemos (ver) y por el otro el atributo de dar vida (dad).

Siguiendo con estas combinaciones vemos que el primer tiempo del presente de ir y de ver es el mismo. Así decimos "ve", de observar algo o "ve", de ir, lo cual quiere decir que cuando ves algo, cuando lo sacas a la luz del conocimiento, ya lo has realizado, es como si al verlo ya hubieras ido. Eso sí, en el plano mental, porque puedes decidir no recorrer el camino o realizar la acción.

Igual pasa con creer y crear, que ambos tienen el mismo primer tiempo del presente: "yo creo". Lo cual quiere decir que cuando crees algo, lo creas, y por lo tanto es en la creencia o la fe (que significa conjunto de creencias) donde está el poder creador.

La inversión

Palabra y verbo son sinónimos, significan lo mismo, y por lo tanto podríamos afirmar que para los pueblos antiguos lo más importante era la acción. La palabra es el primer paso para realizar la acción en el mundo material. Pensamos en hacerlo, lo decimos o escribimos, y entonces lo realizamos.

El desconocimiento que existe de la historia antigua y de los principios religiosos es mucha. Y por esto el paso del tiempo ha desvirtuado todo y la sabiduría antigua se está perdiendo.

Y un ejemplo de esto está en el concepto actual del "yoga", el cual es descrito en el Mahabharata de esta forma: "Tu deber es actuar. Lo correcto está sólo en la acción. No te preocupes en lo más mínimo por sus frutos. Cuando realices una acción, no pienses en resultados o recompensas. Pero no te engañes pensando que la inacción te ayudará. No, tampoco tienes derecho a quedarte inactivo, tan sólo no te apegues a nada. Haz tu trabajo con mente imparcial, sin que te afecten el éxito o el fracaso. Se llama Yoga a ese estado imparcial de la mente."

Por lo tanto, el yoga es una forma de vida que implica acción, y no ponerse a meditar para "arreglar el mundo" o ponerse la pierna detrás de la oreja retorciendose sin sentido para entretenerse o relajarse. Si se tienen en cuenta las palabras del Mahabharata el yoga es actuar, realizar tu trabajo, y tomar todas las acciones necesarias renunciando a aceptar el éxito como bueno o el fracaso como malo.

Los errores

Se afirma que el famoso hechizo"abracadabra" vendría del arameo "abra cadavra" que significa "crearé como diré". Esta traducción confirmaría que el mundo se construye con nuestras palabras.

Esta misma idea aparece también en la misa católica cuando el sacerdote dice: "Porque he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra u omisión". Lo cual describe claramente cual es el órden de la creación, primero creamos con el pensamiento, después con la palabra manifestamos, y a continuación viene nuestra obra u omisión.

La palabra "pecado" proviene de la raiz indoeuropea *ped- que significa "pie", y posteriormente del latín "pecco" que significa "tropezar", "cometer una falta" o "error".

La religión católica habla de siete pecados capitales o errores que todos cometemos, todos pueden ser contrarrestadas con virtudes de la siguiente forma:

La pereza se combate con diligencia. La ira con paciencia. La lujuria con castidad. La soberbia con humildad. La avaricia con generosidad. La gula con templanza. La envidia con caridad.

Si bien una persona atea o anticristiana podría molestarse, los hechos son claros y sin duda que estos pecados o errores existen y todos los tenemos en menor o mayor medida.

Si se acepta que el universo es una creación mental, podríamos decir que nuestros errores se pueden controlar simplemente cambiando nuestros pensamientos y nuestras palabras. Lo cual quiere decir que para contrarrestar una palabra u acción hay que conocer y aplicar su opuesta. 

En el Mahabharata se trasnmite esta misma idea cuando se dice que la persona ha de vivir siempre en el dharma, en el camino correcto, sin cometer errores y sin desviarse de la Verdad. Se trata de hacer lo que uno sabe que está bien y no hacer el mal intencionalmente.

Vuelve esto a demostrar que lo que pensamos primero y las palabras después son los que construyen el mundo material y entonces un "pecado" o error se podría evitar cambiando nuestros pensamientos o enfocándolos en el bien.

Los conjuros

La magia negra, usando hechizos y maldiciones, y por lo tanto palabras, puede conseguir que una persona enferme, que pierda sus propiedades o que incluso llegue a morir. Todo simplemente por la debilidad mental de la víctima o su falta de voluntad.

En inglés "spell" significa al mismo tiempo "deletrear" y "hechizo". 
 ¿Prueba esto que las palabras se pueden usar como una forma de hechizo basado en el control mental?¿Son las palabras "conjuros" que construyen el mundo material?

Para destruir los hechizos y maleficios, la iglesia católica usa el exorcismo, palabra que viene de ex o "fuera de" y orcismo, que proviene de la palabra orco, ogro en español.

Para los romanos el"orcus" era un demonio que vigilaba las puertas del infierno para impedir que las almas pudieran abrirlas y entraran en ella las potencias del cielo. Orc en latín significa Infierno.

Diablo, o devil en inglés, viene de la palabra griega diábolos, que significa "el que divide", y de esta expresión proviene la palabra española "débil", relacionada con la falta de energía o con la enfermedad.

A la hora de realizar un exorcismo el sacerdote usa conjuros, palabra que viene de conjurar, formada por con- (tdo), ius (derecho, justicia) y -are (acción) o "acción justa y completa".

Hoy conjuro se traduce como "acción y efecto de ligarse a alguien o algo mediante un juramento". Por lo cual podríamos decir que al hacer el exorcismo el sacerdote está rompiendo el pacto que tiene la persona con el Mal.

La oración

Lo opuesto a los hechizos o maleficios son las oraciones, que también son combinaciones de palabras. Estas oraciones se hacen, si tenemos en cuenta la etimología, a Dios-Deus-Zeus.

Para la religión los hechizos y maleficios se hacen con la ayuda de un ángel caído llamado Satanás y sus legiones de demonios. Satanás viene a su vez de Saturno (Antes Cronos, el dios del Tiempo)

Saturno era conocido como El Señor de los Anillos, el Tuerto o El Ojo por la forma en la que se ve este planeta en el cielo.

El opuesto a Saturno-Satán era Zeus-Deus-Dios y es muy interesante ver lo que sucede cuando comparamos las palabras relacionadas con estas dos deidades de la siguiente forma:

      Zeus-Deus-Dios              Cronos-Saturno-Satán
AHORA (sin tiempo)          HORA  (con tiempo)

Aunque fuera por simple casualidad, las dos palabras que definen a los dos opuestos, lo eterno, sin tiempo, el ahora, y lo temporal, el tiempo, lo mortal y la hora, se oponen.

Es tu Dios


Los hechizos y maleficios usarían el poder de las palabras para sembrar en la mente humana ideas que a su vez crearían realidades en la vida de las personas. 

Por ejemplo, por medio de una palabra, una persona o entidad puede inducir a otra a creer que se encuentra enferma o puede provocarle miedo a tal grado que la persona quede paralizada y se ponga en manos del manipulador.

Quizá uno de los mejores ejemplos de cómo se puede usar una palabra para enviar un mensaje subliminal a un persona sin que se de ni cuenta está en la palabra "estudios". Una palabra aparentemente inofensiva que incluye sin duda un fondo siniestro. 

Si se separa esta palabra en sus tres monosílabos estudios se lee: "ES-TU-DIOS" lo cual puede inducir a la persona a creerse de forma religiosa lo que el estudio publica como si fuera su dios.

Es interesante como, a pesar de lo obvio que es, en la mayoría de los casos las personas no son conscientes de este tipo de coincidencias y muy pocos tienen la capacidad intelectual para ver el mensaje subliminal que se esconde detrás de la palabra ES-TU-DIOS

Los poetas


La palabra libro viene del latín "liber", que se traduce como libro, ya que antiguamente se escribía en el "liber" que es la parte interior de la corteza de un árbol. De esta palabra proviene la palabra "libertad".
Entrando en el supuesto de que las palabras fueran conjuros que crean en los mundos mental y material, podríamos pensar que un libro, si está escrito con buena intención y con conocimiento, tendería a liberar a la persona. Pero si el libro está lleno de "maleficios" o frases malintencionadas escritas con la idea de engañar al lector, el que lo leyera se vería atrapado en la obscuridad.
Notas tomadas para mi libro
El curso de la vida


Entrando en el supuesto de que las palabras fueran conjuros que crean en los mundos mental y material, podríamos pensar que un libro, si está escrito con buena intención y con conocimiento, tendería a liberar a la persona. Pero si el libro está lleno de "maleficios" o frases malintencionadas escritas con la idea de engañar al lector, el que lo leyera se vería atrapado en la obscuridad.

Biblia viene de "biblos" o "libro" en griego, y en este se encuentra, según la tradición religiosa, la Palabra de Dios. 


Además,  la Biblia incluye mensajes que Dios habría comunicado a ciertas personas, que actuarían, por decirlo así, como sus mensajeros para anticipar hechos futuros. Llamándose estas personas "profetas".

Muchos profetas, que escribían usando poesías, predecían el futuro por medio de señales, como aves o nubes, y sus profecías se escribían o se conservaban de forma oral. En el Mahabharata de Viasa, uno de los libros más importantes del Hinduismo, el sabio Vidura le aconseja a su hermano Dhritarashtra con estas palabras:

"Controlar el habla se dice que es lo más difícil. No es fácil mantener una larga conversación, articular palabras llenas de sentido y deleitar a los oyentes. Una charla bien intencionada puede hacer mucho bien, e igualmente las malas palabras traen el mal. Un bosque atravesado por flechas o cortado por hachas puede crecer de nuevo, pero un corazón herido por palabras malvadas nunca puede recuperarse. Armas como las flechas y los dardos pueden extraerse fácilmente del cuerpo, pero una palabra clavada profundamente en el corazón como una daga, no es posible sacarla. Las palabras que salen por la boca como flechas son terribles; heridos por ellas muchos sufren día y noche. Un hombre sabio no debería disparar tales flechas, para no herir el alma de otros."

Igual que Vidura, Cristo aconseja tener cuidado con nuestras palabras en el capítulo "Lo que contamina al hombre" cuando dice: 

Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo:
Este pueblo de labios me honra;
Mas su corazón está lejos de mí.
Pues en vano me honran,
Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.
Y llamando a sí a la multitud, les dijo: Oíd, y entended:
No lo que entra en la boca contamina al hombre; 
mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre.  
(Mateo 15:7-11)

En conclusión, que si aceptamos que la creación mental se realiza con "Pensamiento, Palabra y Obra". Y que el pensamiendo da el primer paso, la palabra decreta y la voluntad lo lleva a cabo. Podemos decir que aunque los pensamientos y las palabras tienen un gran poder, al final la voluntad la que hace que la obra se realice o no. 

Mientras el pensamiento y la palabra vienen de la mente, la voluntad es la fuerza del corazón, y es la voluntad la que tiene la decisión final de permitir o no ciertos pensamientos. 

Dicho de otra forma, cambiando el pensamiento y la palabra, la persona puede cambiar su destino con su voluntad, siempre y cuando respete las leyes divinas o el dharma.

En el Nuevo Testamento, en Mateo 7:15-20 Jesús dice:

"Guardaos de los falsos profetas, que vienen con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?. Así todo árbol bueno da frutos buenos, pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y arrojado al fuego. Así que por sus frutos los reconoceréis."

Lo cual parece concluir que lo importante es nuestra naturaleza, lo que llevamos dentro, y que esto es lo que dará frutos. Por lo tanto, nuestras palabras y nuestros pensamientos tienen valor si los dominamos y realizamos con nuestra fuerza de voluntad. 

Dependiendo de la voluntad buena o mala que estos lleven, nuestros frutos serán buenos o malos, y según la naturaleza de nuestros pensamientos crearemos un futuro agradable o un infierno

Quizá el cielo y el infierno no estén tan lejos como pensamos, sino que estaríamos construyendolos en nuestras mentes, y quizá nuestros pensamientos y nuestras palabras son las que realmente decidirán si viviremos en el cielo o en el infierno.

Lo que si parece claro es que, una vez materializadas por nuestra voluntad y nuestro corazón, nuestras palabras se convierten en nuestros frutos, y en esos frutos, que son nuestras obras, está la esencia de lo que en realidad somos.

Si pareció interesante te invito a adquirir mis libros en este enlace:
https://chicosanchez.com/tienda?olsPage=t%2Flibros

Conoce toda mi obra en http://www.chicosanchez.com y mis audiovisuales en http://www.youtube.com/ChicoSanchez

 
Fuentes
La Biblia online
Tao te king. Lao Tse
Mahabharata. Aut. Vyasa
La Guía de Perplejos. Aut. Rabí Moisés ben Maimón. Ed. Fondo de cultura económica
La India Secreta. Aut. Brunton Paul 
La Odisea. Homero 
Etimologías de Chile
Wiracocha (Dios), pacha (mundo) y runa (hombre) en la culturaprehispánica (incaica). Aut. María Luisa Rivara de Tuesta. Profesora Emérita UNMSM
Mitología Inca. Aut. Soledad Cachuan. Editorial Gradfico 
"Entre Eros y Wiracocha: Un encuentro dialógico entre la filosofia griega y el pensamiento andino." Aut. Omar Fernando Salazar Calderón Galliani
Los griegos y la vida buena: Un diálogo. Thomas M. Robinson (Universidad de Toronto) Aikaterini Lefka (Universidad de Lieja, Bélgica-Universidad de Luxemburgo-Universidad de Towson, EEUU)